5 consejos para fidelizar a tus clientes

5 consejos fidelización

Uno de los problemas más comunes a la hora de abrir tu restaurante es conseguir una comunidad que se mantenga a lo largo del tiempo y nos den a conocer. Esto no se gana de un día para otro, es algo que requiere bastante trabajo y paciencia. Es un factor clave para hacer prosperar tu local y que éste perdure; no vale sólo esforzarse en conseguir una clientela fiel en tus primeros meses, hay que seguir mejorando su experiencia a lo largo de los años. Es por eso que os traemos estos consejos para ganar la fidelidad de tus clientes:

Mantén un tono cercano y personal.

Establece una relación más cercana con tus clientes y trátalos como a ti te gustaría que te tratasen. Dirígete por sus nombres, recíbelos con una sonrisa, preocúpate por sus problemas, etc. Consigue “humanizar” esa impresión que tienen muchos comensales sobre los hosteleros.

Véndele experiencias.

Realiza diferentes actividades, haz promociones en días especiales (sin abusar de ello, que terminas cayendo en la banalidad), regálale pequeños detalles como un caramelo refrescante o una toallita para las manos, cambia el ambiente de tu local. En general, hacer que su estancia en tu restaurante sea recordada con un buen sabor de boca y no sólo por la comida. Son esos detalles los que al final perduran en la mente de tu clientela y hacen hablar de ti.

Trabaja con las redes sociales.

Estar en las redes sociales es una importancia de ópera prima si quieres darte a conocer. Hoy en día, si no estas en las diversas redes sociales, hacer que tus clientes te conozcan es el doble de difícil. Es una muy buena carta de presentación para atraer a clientes, por eso, recomendamos dedicarles una importancia extra. Sube constantemente todos los ajustes, promociones y noticias que se produzcan en tu restaurante, intenta conseguir una atmósfera interactiva realizando sorteos y, sobre todo, trata con todo el mundo que contacte con vosotros a través de estas redes con la mejor sonrisa posible, siempre ayudándoles con sus problemas y preocupándote por ellos.

Muestra mucho interés en su opinión.

Probablemente os llegarán muchos clientes mencionando algunas cosas que cambiarían de la gestión o de la comida. Tenlas en cuenta para una supuesta reestructuración del comercio. Que un cliente repita en volver y aprecie que has cambiado lo que te mencionó, harás que consiga que se sienta realmente bien, regresará en más ocasiones y hablará de ti. Puedes optar por pedirle una opinión sobre tu restaurante a aquellos clientes más continuos. Y, ante todo, no olvides que ofreces un servicio para todo el mundo.