errores al servir en mesa blog de pikotea

Descubre los 3 errores al servir en mesa más comunes

Gestionar un negocio hostelero es un reto difícil porque hay detalles que a veces no somos conscientes y marcan la diferencia.

Muchas de las bebidas que se sirven en cualquier restaurante o bar, tienen errores más comunes de lo que puedes llegar a pensar. En este artículo que publica La Vanguardia aglutina muchos estudios que aseguran que «el paladar está en el cerebro». Es decir, que nuestros sentidos van a estar sugestionados por nuestra vista.

Hoy en el Blog de Pikotea y homenajeando a todos los camareros te vamos a contar los 3 errores más comunes al servir en sala en cuanto a bebidas. Esperamos que ningún camarero/a se ofenda, porque no es tu culpa, todos copiamos lo que vemos pero nadie nos enseña como realmente se hacen las cosas. Estamos para mejorar y ser felices.

¡Vaaamos a empezar!

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

El arte de servir la Cerveza, ¿estás mojando el vaso?

Descubre los 3 errores al servir en mesa

La cerveza es un mundo aparte pero hoy te vamos a hablar de dos errores muy comunes que se producen con esta bebida.

Hay muchos bares y pubs de copas que no enguajan el vaso de cerveza antes y eso es un error muy frecuente que no puedes pasar por alto. ¿Por qué?

Al refrescar el vaso o la copa primero de todo que vamos a evitar que se forme mala espuma, eliminar cualquier partícula de polvo o detergente, y ayudar a que la cerveza se deslice mejor. Esta humedad ayuda a mantener la efervescencia de la cerveza y realza su sabor.

Por otro lado, la cerveza, ya sea en botella o lata, debe siempre pasarse a un vaso antes de consumirla y nunca beberla directamente de la lata. Al pasarla a una copa o un vaso, permite que la cerveza se oxigene para que todo el dióxido de carbono que está atrapado se libere. Si esto no se hace, el CO2 se liberará dentro de tu estómago haciéndote que te hinches.

Al perder este gas mientra se vierte se evita la sensación de hinchazón y pesadez.

El vino es un ritual de elegancia

Servir vino es uno de los errores más comunes al servir en mesa, y es que requiere de una atención meticulosa. Desde el momento en que presentas la botella hasta el último sorbo en la copa.

Uno de los errores comunes es no secar las copas antes de verter el vino, al contrario que con la cerveza, el vino no requiere nada de humedad en el cristal.

Además, se debe evitar llenar en exceso las copas, como máximo hasta la mitad evitando que la bebida se caliente y dejando a los comensales que aprecien los aromas y sabores de manera más completa.

Servir el vino en un vaso es otro de los errores más comunes que suelen ocurrir. Las copas están diseñadas a que el vino no se caliente y pueda oxigenarse de forma correcta permitiendo que todos los aromas se liberen.

¿Por qué se ensacia la sidra?

errores al servir en mesa

La sidra se ensacia por varios motivos, se piensa que al verter la sidra con mucha altura se busca recrear el efecto original al salir directamente del tonel. De esta manera se agita y oxigena la sidra, permitiendo que su gas carbónico natural se active y, de esta forma, liberar su aroma.

Ensaciar significa hacer que el líquido golpee contra el borde del vaso.

Al golpear la sidra contra el vaso se mueven las micropartículas y se potencian sus propiedades aromáticas. La razón por la que se tiene que servir en vasos anchos es para poder percibir mejor el aroma.

La sidra hay que beberla lo antes posible, para que no pierda ese punto de carbónico adquirido en el escanciado, y es por ello por lo que no conviene llenar demasiado el vaso.

Normalmente todas las bebidas con gas, como la cerveza, necesitan que antes se oxigenen y agitar la botella nos va a permitir junto con la altura que su gas carbónico natural se active y, de esta forma, liberar su aroma y evitar que tengamos exceso de gases.

Conclusiones

En conclusión, el servicio en mesa es una forma de arte que demanda atención meticulosa a los detalles.

Evitar estos 3 errores comunes al servir bebidas no solo mejora la experiencia del cliente, sino que también eleva la reputación del establecimiento.

Con cada servicio, los camareros y camareras pueden convertirse en verdaderos maestros de la gastronomía, brindando momentos únicos a aquellos que buscan no solo una comida, sino una experiencia completa.

Artículos relacionados